NFBPR Logo

La National Federation
of the Blind sabe que la
ceguera no es la característica
que define tu futuro o a ti.

Todos los días elevamos las expectativas de los ciegos, porque las bajas expectativas crean obstáculos entre los ciegos y su futuro.

Vive la vida que quieres; la ceguera no te lo impide

Logo del Departamento de Educacion de los Estados UnidosDEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS

Oficina de Educación Especial y Servicios de Rehabilitación

Traducción al español cortesía de PRATP®

19 de junio de 2013

Estimado colega:

Por décadas, el Braille ha sido una herramienta clave para la alfabetización de muchas personas ciegas y con discapacidades visuales. La Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA)1, en la sección 614(d)(3)(B)(iii), trata específicamente sobre la responsabilidad de las agencias públicas de proveer educación Braille para estudiantes ciegos y con discapacidades visuales. Esta estipulación establece que “en el caso de un niño ciego o con discapacidad visual, [el Equipo del Programa Educativo Individualizado (PEI)] debe proveer enseñanza en Braille y el uso de Braille a menos que el Equipo del PEI determine que la enseñanza en Braille o el uso del Braille no es adecuado para el niño, después de evaluar sus destrezas de lectura y escritura, sus necesidades, y los materiales adecuados de lectura y escritura (incluyendo una evaluación de las necesidades educativas futuras del niño en Braille o el uso del Braille)”. En la reautorización de IDEA de 1997, el Congreso añadió esta estipulación para asegurar que a los estudiantes ciegos y con discapacidad visual se les proveyera la enseñanza en Braille necesaria para que recibieran una educación pública gratis y apropiada (FAPE, por sus siglas en inglés). Se conservó sin cambios cuando IDEA se reautorizó en 2004.2 Esta estipulación aplica por igual a los niños que necesitan enseñanza en Braille cuando son matriculados en kínder, además a los niños que se beneficiarán de la enseñanza en Braille debido a que enfrentan la posibilidad futura de pérdida de visión posteriormente en sus años educativos.

A pesar de esta estipulación, una de las preocupaciones más serias expresada por los padres y los defensores de los niños ciegos y con discapacidad visual es que el número de estudiantes que reciben enseñanza en Braille ha disminuido significativamente durante las pasadas décadas. Como resultado, estos individuos creen que la enseñanza en Braille no se le está proveyendo a algunos estudiantes para los que podría ser adecuada. El propósito de esta carta es proveer orientación a las agencias públicas y estatales para reafirmar la importancia de la enseñanza en Braille como una herramienta de alfabetización para estudiantes ciegos y con discapacidad visual, para aclarar las circunstancias en las que se debería proveer enseñanza en Braille, y para reiterar el alcance de una evaluación requerida para guiar las decisiones de los Equipos del PEI en esta área.3 . Esta carta también identifica recursos diseñados para ayudar a fortalecer la capacidad del personal estatal y local para satisfacer las necesidades de los estudiantes que son ciegos o tienen discapacidad visual.

Contexto

Durante el otoño de 2010, cerca de 30,000 de los estudiantes que recibieron servicios bajo la Parte B de IDEA fueron identificados como individuos con “discapacidad visual incluyendo ceguera” como su discapacidad principal, (aproximadamente 0.07% de la población escolar total4). La población de los niños que reciben servicios bajo la Parte B de IDEA debido a su ceguera o discapacidad visual es muy diversa. Estos niños muestran un campo amplio de dificultades visuales y diversas evoluciones de pérdida de visión. Con respecto al grado de pérdida de visión, la población estudiantil incluye personas completamente ciegas y personas con una percepción mínima de la luz, además de personas con diversos grados de visión reducida. Con respecto a la evolución de la pérdida de visión, las personas con similares grados de pérdida de visión pueden funcionar de manera muy diferente. Una discapacidad visual significativa que podría plantear obstáculos formidables para algunos niños puede plantear obstáculos menos formidables para otros. Esto se debe a que la evolución de la pérdida de visión es determinada por factores individuales, como la disposición y el tipo de apoyo familiar, además del nivel intelectual, emocional, físico y motor del niño.

El reto para los educadores de niños ciegos y con discapacidad visual es enseñar destrezas que los niños con visión normal adquieren mediante la vista. Los estudiantes ciegos y con discapacidad visual utilizan una variedad de métodos para aprender a leer, escribir y adquirir otras destrezas. Para leer, algunos estudiantes utilizan solo Braille; otros utilizan letras grandes o letras de tamaño regular con o sin aparatos para visión reducida. Otros utilizan una combinación de métodos, incluyendo Braille, letras grandes, aparatos para visión reducida, y equipos con habla computarizada; mientras otros tienen suficiente visión funcional para utilizar letras de tamaño regular.

A pesar del campo amplio de dificultades visuales y diversas evoluciones de pérdida de visión en la población de estudiantes ciegos y con discapacidad visual, el Braille ha sido un medio efectivo de lectura y escritura para muchos de ellos. Los estudios muestran que el conocimiento de Braille provee numerosos beneficios tangibles e intangibles, incluyendo un aumento en la probabilidad de obtener empleo productivo y aumentar su autoestima.5 Con estos beneficios, es importante que las agencias públicas y estatales aseguren la implementación correcta de la estipulación de IDEA sobre la enseñanza en Braille.

Otras estipulaciones de IDEA

Durante la implementación de las estipulaciones de IDEA sobre la enseñanza en Braille, aplican las estipulaciones adicionales a continuación. Bajo IDEA, cada Estado y sus agencias públicas deben hacer accesible la FAPE para niños con discapacidades específicas que residen en el Estado en edades obligatorias mediante un PEI desarrollado adecuadamente. El PEI de cada niño debe incluir servicios de educación especial y relacionados, y ayudas y servicios suplementarios que son necesarios para asegurar la participación y el progreso significativo de cada niño en el currículo educativo general ofrecido a los estudiantes sin discapacidades. 34 CFR §§300.101, 300.201, y 300.320-300.324.

Bajo 34 CFR §300.304(c)(4) y (6), una evaluación debe avaluar al niño en todas las áreas relacionadas a la discapacidad sospechada y debe ser lo suficientemente exhaustiva para identificar todas las necesidades de educación especial y relacionadas del niño. También bajo 34 CFR §300.304(c)(1)(iv), cualquier avalúo y evaluación de materiales educativos utilizados para avaluar al niño deben ser llevados a cabo por personal capacitado y experto.

Enseñanza en Braille y el uso de Braille

Los Equipos del PEI deben asegurarse de que a los niños ciegos o con discapacidad visual se les provea la enseñanza en Braille que necesitan para recibir la FAPE y para asegurar su acceso significativo al currículo educativo general ofrecido a estudiantes sin discapacidades. Con este fin, los Equipos del PEI para estudiantes ciegos o con discapacidad visual deben considerar la necesidad de cada niño de una enseñanza adecuada en Braille basándose en el niño y el caso, sin demora injustificada. Una enseñanza sistemática y regular de parte de un personal experto y adecuadamente capacitado es esencial para que un niño sea diestro en Braille. Los Equipos del PEI deben asegurarse de que el tiempo asignado para la enseñanza en Braille sea suficiente para proveer el nivel de educación adecuado determinado para el niño. Por ejemplo, si un estudiante en particular tiene poca o ninguna destreza en leer y escribir en Braille, el Equipo del PEI puede concluir que probablemente será necesario proveer lecciones frecuentes e intensivas en Braille para posibilitar que el estudiante tenga un acceso significativo al currículo general.

Alcance de la evaluación relacionada a la enseñanza en Braille

La IDEA requiere que deba proveerse enseñanza en Braille a un niño ciego o con discapacidad visual, a menos que el Equipo del PEI determine que la enseñanza en Braille no es adecuada para un niño en particular, basándose en la evaluación de sus necesidades actuales y futuras de lectura. En general, las determinaciones relacionadas a los componentes de las evaluaciones para niños particulares son asuntos dentro del alcance de oficiales estatales y locales. La evaluación de la condición visual y la necesidad (o futura necesidad) de enseñanza en Braille debería ser minuciosa y rigurosa, incluir una evaluación de medios basada en los datos, basarse en una variedad de modalidades de aprendizaje, incluyendo auditivo, táctil y visual, e incluir una evaluación de la visión funcional. La evaluación de la condición visual de un niño generalmente incluiría la naturaleza y extensión de su discapacidad visual, junto con sus efectos; por ejemplo, la habilidad del niño para aprender a leer, escribir, hacer cálculos matemáticos y usar la computadora o cualquier otro equipo asistivo tecnológico, además de su habilidad para participar y progresar en el currículo general ofrecido a los estudiantes sin discapacidades. Dicha evaluación estaría estrechamente vinculada al avalúo de los objetivos y las necesidades presentes y futuras de lectura y escritura, junto con los medios adecuados de lectura y escritura. La información obtenida mediante la evaluación debería ser utilizada por el Equipo del PEI para determinar si sería adecuado proveer al niño ciego o con discapacidad visual con enseñanza en Braille o el uso del Braille como es requerido por IDEA. Factores como escasez de personal capacitado para proveer enseñanza en Braille; la disponibilidad de medios de lectura alternativos (incluyendo materiales con letra grande, materiales grabados, o computadoras con salida de voz); o la cantidad de tiempo necesaria para proveer a un niño enseñanza suficiente y regular para lograr dominar el Braille, no pueden utilizarse para negarle a un niño la enseñanza en Braille. Más bien, sería adecuado negar la enseñanza en Braille a un niño solo cuando el Equipo del PEI, basándose en los resultados de una evaluación minuciosa y rigurosa, determina que la enseñanza en Braille sería inapropiada para ese niño. Además, debido a que la evaluación también debe avaluar las necesidades futuras de un niño, su condición visual actual no determinará necesariamente si sería adecuado para ese niño recibir enseñanza en Braille mientras esté en la escuela. Esto es cierto para un niño con una condición visual degenerativa que pueda tener un alto grado de visión funcional cuando la evaluación se lleve a cabo. La evaluación de dicho niño necesitaría avaluar si, a pesar de su condición visual actual, el niño aún podría beneficiarse de la enseñanza en Braille mientras está en la escuela para aumentar su probabilidad de obtener empleo productivo y ser capaz de participar más activamente en actividades familiares y comunitarias.

Oficina de Subvenciones para Programas de Educación Especial

  1. Preparación de personal

Para ayudar a garantizar que niños con ceguera o discapacidad visual reciban servicios adecuados, intervenciones basadas en evidencia, y materiales y medios adecuados, incluyendo enseñanza en Braille, la Oficina de Programas de Educación Especial (OSEP, por sus siglas) del Departamento de Educación de los Estados Unidos otorga becas competitivas para programas universitarios que preparan a los maestros de estudiantes ciegos o con discapacidad visual. Durante el año fiscal (FY, por sus siglas en inglés) 2012, la OSEP invirtió cerca de $18.6 millones de becas discrecionales específicamente para mejorar servicios y resultados para niños ciegos o con discapacidad visual. Estos fondos respaldaron una variedad de proyectos de preparación de personal y tecnología para aumentar el número de profesionales certificados y licenciados con las destrezas especializadas necesarias para apoyar la educación de estudiantes ciegos y con discapacidad visual. La OSEP financia programas de preparación de personal para maestros de estudiantes ciegos o con discapacidad visual, maestros de Braille, orientadores e instructores de movilidad. La OSEP requiere que estos programas de desarrollo de personal incluyan currículos y tareas del curso en Braille y enseñanza en Braille.

  1. Materiales educativos disponible

La OSEP también financia inversiones en tecnología que promueve el desarrollo, la demostración y el uso de las tecnologías que proveen a los estudiantes con discapacidades para leer un acceso igualitario al currículo educativo general mediante la colaboración con varias industrias, educativas, y consumidores. Estas oportunidades financieras están diseñadas para ayudar a fortalecer la capacidad estatal y local de satisfacer las necesidades educativas de los niños que puedan experimentar pérdida de visión durante su infancia o adolescencia.

Además, la OSEP respalda varias iniciativas para promover un acceso oportuno a los materiales educativos disponible para estudiantes ciegos y con discapacidad visual. El Centro Nacional de Acceso al Material Educativo (NIMAC, por sus siglas en inglés) es un repositorio nacional que hace que los archivos por Norma Nacional de Accesibilidad del Material Educativo (NIMAS, por sus siglas en inglés)6 estén disponibles para la producción de materiales educativos impresos en formatos especializados. El NIMAC recibe archivos en formatos NIMAS de editoriales de manuales, agencias educativas estatales (SEA, por sus siglas en inglés) y agencias educativas locales (LEA, por sus siglas en inglés), y hace que estos archivos estén disponibles para descargar en diversos formatos especializados, como Braille, audio o texto digital, para los estudiantes ciegos, con discapacidad visual u otra discapacidad de lectura, en escuela elemental o secundaria. De acuerdo con los requisitos de IDEA para que las SEA y las LEA hagan que los materiales educativos estén disponibles para personas ciegas, con discapacidad visual u otra discapacidad de lectura, todos los Estados deben adoptar las NIMAS; sin embargo, las SEA y las LEA pueden elegir, aunque no están obligadas a, coordinar con el NIMAC cómo llevar a cabo esta responsabilidad.7

Las SEA y las LEA son alentadas a acceder Bookshare, una biblioteca digital, accesible en línea, que permite que los estudiantes accedan a una gran y diversa colección de títulos para escuelas o lectura por placer que incluye manuales, literatura, lectura de ocio, materiales de referencia, periódicos y revistas. Los estudiantes pueden leer multimodalmente (es decir, ver y escuchar palabras mientras son leídas y seleccionadas) y descargar materiales de lectura para utilizar con otra tecnología como computadoras personales y celulares.8 En 2007, Bookshare recibió una beca por cinco años de $32 millones de la OSEP para proveer acceso gratuito a los estudiantes con una discapacidad de lectura.

La Oficina de Educación Especial y Servicios de Rehabilitación (OSERS, por sus siglas en inglés) provee una asignación adecuada a la Casa Impresora Americana para Ciegos (APH) para producir y distribuir libros y otros materiales educativos para estudiantes ciegos.9 Los representantes de las SEA pueden ordenar manuales en Braille gratuitamente de la APH. En 2012, al APH ofreció 955 productos únicos diseñados para asistir la educación de estudiantes ciegos o con discapacidad visual.

Conclusión

El Braille es un medio efectivo de lectura y escritura para muchas personas ciegas y con discapacidad visual, y los estudios han demostrado que saber Braille provee numerosos beneficios tangibles e intangibles.10 Por lo tanto, es imperativo que los Equipos del PEI para estudiantes ciegos y con discapacidad visual provean enseñanza en Braille y el uso del Braille a esos estudiantes, a menos que, basándose en una evaluación minuciosa y rigurosa, el Equipo del PEI determine que la enseñanza en Braille o el uso de Braille no es adecuado para un estudiante en particular.

Esperamos que esta información sea útil para aclarar la aplicación de las estipulaciones de IDEA en relación a la enseñanza Braille para niños ciegos o con discapacidad visual. Gracias por su continuo interés en mejorar los resultados para niños con discapacidades.

Atentamente,

Firma

Firma

Melody Musgrove, Ed. D.

Director,

Oficina de Programas de Educación Especial

Michael K. Yudin

Se le delegó la Autoridad
de llevar a cabo las funciones
y los deberes del Asistente del
Secretario de Educación Especial
y Servicios de Rehabilitación

 

1 Parte B de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades, 20 U.S.C. §§1401, 1411-1419 (2004).

2 La reglamentación Parte B de IDEA en 34 CFR §300.324(a)(2)(iii) incorpora esta estipulación reglamentaria textualmente.

3 Los estudiantes ciegos y con discapacidad visual también están protegidos por dos leyes federales: Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973 (Sección 504), la cual prohíbe la discriminación por discapacidad de parte de entidades, como escuelas públicas, que reciben fondos federales (29 U.S.C. § 794, 34 CFR parte 104); y Título II de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades de 1990 (Título II), la cual prohíbe la discriminación por discapacidad de parte de entidades públicas, incluyendo escuelas públicas, sin importar si reciben o no fondos federales (42 U.S.C. §§ 12131-12134, 28 CFR parte 35). La Oficina de los Derechos Civiles (OCR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Educación de los Estados Unidos hace que se cumpla la Sección 504 en escuelas públicas y, junto con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, hace que se cumpla el Título II en escuelas públicas. Información sobre la aplicación de la OCR está disponible en el sitio web de la OCR en www.ed.gov/ocr.

4 Fuente: www.ideadata.org; vea también 34 CFR §300.8(c)(13).

5 Bell, E. C. & Mino, N. “Blind and Visually Impaired Adult Rehabilitation and Employment Survey: Final Results.” Journal of Blindness, Innovation & Research, Vol.1, No.1 (2013): Accedido el 8 de abril de 2013. Vea www.pdrib.com/pages/researchreports.php.

6 NIMAS describe el estándar mínimo que deben satisfacer las SEA y las LEA para cumplir con su responsabilidad bajo IDEA de proveer materiales educativos para personas ciegas o con discapacidad de lectura. Vea secciones 612(a)(23)(A), 613(a)(6), y 674(e)(4) de IDEA.

7 Para más información relacionada a NIMAS y NIMAC, vaya a www.aim.cast.org.

8 Para más información sobre Bookshare, vaya a www.Bookshare.org.

9 Vea 20 U.S.C. §§101-106a (2009); También vea www.aph.org para más información.

10 Bell & Mino, op.cit.


Puerto Rico

Bienvenidos

Origen, Filosofía y Logros

Constitución de NFB

Reglas de Cortesía

Leyes

Comunicados

Ceguera: Mito o Realidad

Sobre la crianza y
educación de
niños ciegos

Educación de estudiantes ciegos

Braille es...

¿Qué es orientación y mobilidad?

¿Qué es Non-24-Hour disorder?

 

Nuestros Líderes

Calendario

Actividades

Convenciones

Información

Archivo